Inspiración vs motivación

Puede parecer algo bastante sencillo de diferenciar, pero el mundo de la motivación y la inspiración por muy distintos que parezcan muchas veces se confunden.

Por lo general, la gente utiliza las palabras “motivado” e “inspirado” indistintamente, casi como si se tratasen de lo mismo.

Pero a la hora de la verdad ambos conceptos son un mundo totalmente distintos, porque tú puedes estar motivado, pero no inspirado, o incluso al contrario. No siempre nos podemos sentar en una silla y hacer de nuestra idea una realidad por la sencilla razón de que no estamos inspirados. Y aunque lo intentemos, aunque escribamos, pintemos o hagamos cualquier cosa que necesite un mínimo de inspiración si allí no está la inspiración no podremos hacer nada. Y peor aun cuando la inspiración llega cuando la motivación se ha ido, porque tendremos una idea muy buena pero a la hora de ejecutarla… poquito podemos hacer.

Y quizás, si llega la inspiración y nos decimos “me voy a motivar, voy a darlo todo”, quizás no salga algo tan bueno como podríamos dar ya que, al final, nos importara bastante poco esa idea.

Pero… motivarse es fácil, solo nos hace falta encontrar ese pequeño momento que nos anima a seguir adelante, y cuando lo conocemos tenemos que explotarlo, y darlo todo por él. Y al final será como entrenarse, al principio cuesta pero después con un poco de práctica todo es más fácil.

Por el contrario la inspiración viene de un lugar completamente diferente. Ante todo tenemos que saber que inspiración viene del espíritu, es decir, viene de nosotros mismos. Por lo que llegar a la inspiración no es tan fácil como abrir una aplicación del móvil. La inspiración es algo tan personal como el hecho de relajarse, cada uno se relaja de una forma y por lo tanto, a cada uno le llega la inspiración por algo. Bien sea por escuchar música, hacer deporte, dormir, o cualquier cosa que se te ocurra.

Pero realmente, la motivación es como unas ganas falsas, suele ser un periodo de tiempo donde crees que puedes hacerlo todo, viene a ser el “yo voy a”, son las ganas de hacer algo que crees que te aportara algo sin importar la dirección que coja. Al final es solo una idea que con mucha fuerza que solo puede vivir un rato. Por así decirlo es el momento que nos acerca a las cosas que queremos o debemos de hacer y que solo podemos hacer con dos cosas, la inspiración, y lo que es más importante, el trabajo. Porque si no hay trabajo, no podemos unir la motivación y la inspiración.

Pero… si la motivación son las ganas y lo que hace falta es el trabajo ¿Qué es la inspiración? 

La inspiración es acércate a tu objetivo, si la vida fuese una carrera la meta serian nuestras ideas, la motivación nuestros sprints y la inspiración nuestra carrera continua, al final la inspiración es el momento en que sientes que no te hace falta esfuerzo para seguir adelante, es el momento en el que disfrutas con lo que haces y es como si todo se fuese abriendo a tu paso. Tus ideas se van haciendo realidad con tu trabajo y esto genera una retroalimentación donde al hacerse realidad te motiva a ir adelante y surgen más ideas, y con ello más trabajo y entonces tu trabajo, tus estudios, tu día a día dejan de ser una carga para convertirse en tu momento de desconexión, se convierten finalmente en tu éxito personal.

Y puedes preguntarte “¿y cómo me inspiro?” pues en mi opinión no se puede, es decir, la inspiración no es algo con lo que podamos decir “hoy quiero estar inspirado”, para nada, la inspiración es algo que llega algo que viene de dentro, siempre que sientas la obligación de hacer aquello que te gusta es que no estas inspirado. Estar inspirado no es sudar por hacer algo, eso es la motivación y el trabajo, por el contrario, estar inspirado es ese momento donde nada cuesta, donde por mucho que trabajes seguirás adelante porque tu cuerpo no se cansa. Y a diferencia de la motivación, es algo interno, no externo.

La gente, tú día a día o incluso tú mismo puede motivarte a seguir adelante, pero solo tú puedes inspirarte. No existe una fórmula mágica para hacer que llegue la inspiración, la inspiración es una cosa tan personal como la misma forma de pensar de cada uno, y de aquí sale la retroalimentación, al ser algo tan personal, solo nosotros podemos darnos esa fórmula mágica que nos haga estar inspirados. Podría decirse que estar inspirados es como tener echo un puzle que se deshace una vez y otra vez, y cada vez que se deshace es más fácil rehacerlo, y como sabemos hacerlo lo volvemos a hacer, hasta que llega un momento que partes del puzle se gastan o se pierden, entonces llega el momento de volver a buscar otro, ¿y cómo se hace? Con la motivación.

Pero la verdadera diferencia entre la motivación y la inspiración es que cuando estas inspirado sabes por qué es, cuando estas motivado lo intuyes, pero no sabes por qué.

Anuncios

Es posible encontrarme en: -facebook: el fondo de la copa https://www.facebook.com/elfondo.delacopa -twitter: @FondodelaCopa

Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en motivacion

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

insta fondo
pro
Encuesta de El Fondo de la Copa (Tu opinión también cuenta)
El Fondo de la Copa va a volver muy pronto y tu puedes ayudarle con el contenido. Participa en la encuesta para dar leer el contenido que te gustaría leer.
Consigue tu publicidad en el Fondo de la Copa
Fondocopa

Introduce tu email para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico. ¿Te las quieres perder?

Únete a otros 302 seguidores

Follow El Fondo de la Copa on WordPress.com
Linkeame
fondo de la copa - Linkedln
¿Te gustaría aparecer en una entrada?